VEGELAB

New extremophile antagonist microorganisms as biological control agents in post-harvest and ready-to-eat fruits and vegetables


En los últimos años se han descubierto una gran variedad de microorganismos en ambientes fríos, y sus enzimas han despertado el interés de la industria por su alto potencial biotecnológico. El macizo de Sierra Nevada (Almería y Granada), con una extensión total de 200.000 hectáreas posee unas condiciones únicas que propician la presencia de numerosos ecosistemas cuyas peculiaridades los convierten en elementos de un alto valor científico. Por otro lado, a pesar de estas peculiaridades, Sierra Nevada sigue siendo un nicho inexplorado desde el punto de vista biotecnológico.

El proyecto VEGELAB, liderado por la empresa granadina DOMCA, y en colaboración con CLEVER I+C y la empresa rusa PROSVET  tuvo por objeto como objetivo el estudio y aislamiento de microorganismos extremófilos de las cumbres de Sierra Nevada (Granada) y de ecosistemas de Sibería (Rusia), para poder emplearlos como agentes de control biológico que contribuyan a prolongar la vida de los alimentos durante su almacenamiento y transporte en refrigeración.

Junto a DOMCA y PROSVET, participaron el grupo BIO160 “Estudio de sustancias antagonistas producidas por microorganismos” de la Universidad de Granada y el Instituto de Ciencia y Tecnología de los Alimentos de la Universidad de Kemerovo (Rusia).

La iniciativa VEGELAB, con un presupuesto total de 225.467,00 €, financiado por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) a través de un préstamo de 191.645,82 € parcialmente reembolsable, ayuda que fue cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) a través del programa operativo pluriregional de crecimiento inteligente.

El proyecto internacional VEGELAB, liderado por la empresa granadina DOMCA, en colaboración con CLEVER I+C, la empresa rusa PROSVET, la Universidad de Kemerovo (Siberia) y la Universidad de Granada, ha permitido el aislamiento de nuevas bacterias con potencial aplicación en el sector agroalimentario.

El macizo de Sierra Nevada supone un ecosistema de un alto interés biotecnológico para el aislamiento y estudio de microorganismos psicrófilos que son aquellos capaces de vivir en ambientes bajo condiciones extremas de frío. Gracias al proyecto VEGELAB, los investigadores granadinos, representados por el Departamento de Microbiología de DOMCA y al grupo BIO 160 “Estudio de sustancias antagonistas producidas por microorganismos” de la Universidad de Granada han podido aislar bacterias psicrófilas con potencial aplicación en la conservación de alimentos.

Este proyecto, financiado por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) a través del Programa Operativo Regional de Crecimiento Inteligente, ha finalizado de forma exitosa tras casi dos años de intenso trabajo científico. Junto al equipo granadino han colaborado investigadores rusos de la empresa PROSVET y del Instituto de Ciencia de los Alimentos de la Universidad de Kemerovo que han trabajado con microorganismos aislados de los ambientes fríos de la región de Siberia. Además, este consorcio ruso-español ha logrado caracterizar a partir de estas bacterias nuevos compuestos antimicrobianos, de especial interés en el control de patógenos como E. coli o Salmonella.  << Durante estos meses hemos trabajado con miles de microorganismos procedentes de Sierra Nevada, estudiando los más interesantes hasta seleccionar unos pocos con clara proyección comercial. Hemos evaluado muchas propiedades aunque sobretodo nos hemos centrado en la capacidad de antibiosis y en los aspectos de seguridad >>, destaca el doctor Alberto Baños, responsable científico del proyecto.

La Industria alimentaria demanda cada vez más nuevos procesos de conservación naturales en un intento de prescindir de los tradicionales aditivos químicos. Aunque la refrigeración continua siendo uno de los métodos de conservación más utilizado en la actualidad, existen microorganismos capaces de proliferar a bajas temperaturas ocasionando el deterioro y la contaminación de los alimentos.

El proyecto VEGELAB se ha centrado en el aislamiento de microorganismos psicrófilos beneficiosos capaces de inhibir el crecimiento de bacterias alterantes y patógenas de los alimentos, como por ejemplo Listeria monocytogenes. << Las bacterias de ambientes fríos se han visto obligadas a desarrollar a lo largo de su evolución toda una serie de estrategias para asegurar su supervivencia. Este hecho es de gran interés para la comunidad científica, ya que dichas peculiaridades pueden tener aplicaciones muy interesantes, como por ejemplo en la conservación de alimentos >> afirma el Doctor Baños.

Los resultados obtenidos permitirán el desarrollo de nuevos bioconservantes que, aplicados en las cadenas de refrigeración y transporte de alimentos, mejoren la seguridad alimentaria y aumenten su vida útil. Además, el proyecto ha destacado el territorio de Sierra Nevada como espacio único en el planeta y fuente de incalculable valor de biodiversidad microbiana.

logo cdti