GRUPO OPERATIVO Salud Olivar

Desarrollo de estrategias innovadoras de control de plagas y enfermedades endémicas y emergentes en olivo, para la mejora de resultados económicos y sostenibilidad de las explotaciones olivareras e industrias derivadas.

El GRUPO OPERATIVO SALUD OLIVAR, liderado por la empresa DOMCA y coordinado por el centro tecnológico AINIA, pretende aumentar la eficiencia, los rendimientos y mejorar por tanto los resultados económicos del sector olivarero y oleícola atacando las enfermedades que suponen una amenaza para la productividad del olivo debido a que las medidas existentes para el control de dichas enfermedades es insuficiente o no existe una solución de control efectiva.

En el marco del proyecto de innovación se consideran tanto enfermedades emergentes (como es el caso de la Xylella fastidiosa) como endémicas (Verticilosis) desde todos los puntos de vista posibles: considerando tanto la posibilidad de prevención como el tratamiento de los árboles ya contaminados, todo ello de forma sostenible, empleando soluciones biológicas (microorganismos y/o extractos) que además reduzcan el empleo de fitosanitarios químicos tradicionales.

Para ello se emplean estrategias novedosas para la detección, como la teledetección hiperespectral y térmica para la detección automática de síntomas o el uso de sistemas de biocontrol, más sostenibles y naturales y, en ocasiones, más efectivos que los fitosanitarios químicos tradicionales.

Esta modernización de las prácticas culturales de un cultivo tan importante en el territorio nacional repercutirá en toda la cadena de valor del olivo: desde el agricultor, pasando por el transformador de la industria oleícola o de aceitunas de mesa hasta llegar al consumidor final, que podrá acceder a productos producidos de forma sostenible, libre de fitosanitarios químicos.

Por ello, el objetivo del proyecto de innovación es diseñar un control integrado innovador para cada una de las enfermedades seleccionadas en esta primera fase y que resulte en un aumento de la productividad en los campos de olivo y una mejora en la calidad de los aceites de oliva obtenidos a partir de las cosechas tratadas con la estrategia a medida diseñada.

De esta forma, mediante la reestructuración y la modernización de las estrategias para el control se pretende que el sector olivarero de respuesta a las nuevas necesidades de los consumidores, que cada vez demandan más productos ecológicos, naturales, libres de pesticidas químicos.

Importe total de la ayuda aprobado: 384.830,96 € cofinanciado al 80% por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural – FEADER