Recubrimiento en postcosecha, desarrollado tras tres años de colaboración con el Instituto del frio (CSIC).

Es un recubrimiento alimentario comestible y libre de residuos, compuesto por ácidos grasos vegetales que alarga la vida comercial de frutas y hortalizas.

Producto formulado para proteger frente a patógenos y ante a daños que se puedan producir durante el transporte y/o manipulación.

Foodcoat además disminuye la tasa de emisión de etileno de frutos climatéricos, manteniendo una intensidad respiratoria constante durante del proceso de maduración.

Usar Food Coat tiene las siguientes ventajas:
• Disminuye la pérdida de peso del fruto
• Contribuye a retrasar el envejecimiento mediante la reducción de la tasa respiratoria y la producción de etileno.
• Ayuda a mantener el aspecto natural del fruto durante más tiempo.
• Ayuda a conservar la turgencia y la firmeza del fruto.
• Presenta efecto fungistático.
• Ayuda a disminuir el daño mecánico derivado de la manipulación y el transporte.

De especial interés en pera y mazana.

Además se aplica con excelentes resultados en tubérculos (patata, boniato, rábano, nabo) y tropicales (mango, aguacate, plátano, papaya).

volver a la lista